REMEDIOS CASEROS CONTRA LAS VARICES

Los remedios caseros para las varices que no pueden faltar en tu casa


Dentro de las opciones de remedios caseros para las várices podemos encontrar una amplia variedad de alternativas, como baños, infusiones y mascarillas. Estas son las más usadas y también las más efectivas, así que a continuación te daré algunas recetas para que comiences a utilizarlas.

Una excelente mascarilla que se puede usar para este problema es la que se realiza  con pulpa de zanahoria y también con el famoso cristal de sábila. Estos dos ingredientes se mezclan formando una pasta y se aplican sobre las piernas.

En el caso de que la mascarilla anterior no te resulte práctica, puedes hacer uso exclusivo de uno de sus ingredientes. Me refiero al cristal de la  sábila, también conocido como Aloe Vera, y el cual es muy recomendado como remedio para las várices.


En cuanto a los masajes, te recomiendo que realices todos los días un masaje suave pero enérgico en toda la pierna. Comienza por la zona de los tobillos y ve subiendo, siempre haciendo movimientos circulares. Para esto puedes usar una buena crema hidratante o vinagre de manzana. Este último, es muy efectivo para combatir las várices.

Luego de los masajes, un remedio que también te recomiendo es colocar toallitas humedecidas con vinagre y agua sobre las piernas. Estas se aplican como compresas, y luego de unos minutos sencillamente las retiras.

Otro remedio natural utiliza la arcilla. Para aplicarlo, primero tienes que dar un baño en las piernas con agua tibia y fría, y finalmente poner capas de arcilla humedecida sobre la piel. Esta arcilla se deja por unos 10 minutos y luego se retira.
Pasando a las infusiones, te recomiendo aquellas como el té rojo, el té verde, las infusiones de cola de caballo, y también las de jengibre, entre otras.

El tratamiento completo contra las várices
Además de los remedios mencionados, hay otras alternativas naturales que puedes usar para combatir las várices. Por ejemplo, el gel natural a base de aloe vera y un poco de vinagre. Prepáralo y úsalo para darte un buen masaje en las piernas todos los días, y en poco tiempo verás cómo tus piernas tienen una mejor circulación y las venas se van desinflamando.

También es muy efectivo sumergir las piernas en agua, y mantener este baño de inmersión durante el mayor tiempo que puedas. El agua puede ser fría o tibia, pero lo más importante es que le agregues sal y una buena cantidad de vinagre de manzana. Con esto vas a ayudar mucho a calmar la sensación de dolor, la pesadez y a desinflamar las piernas.

Finalmente, te recomiendo que si sufres de várices, evites estar mucho tiempo de pie o en una misma posición. Y si puedes, sería realmente ideal que realices algún tipo de actividad física moderada todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...